Twitter: Al que no me escuche, no le hablo…

500 perfiles difuntos. Más o menos esto es lo que me he encontrado en mi cuenta de twitter al volver tras bastantes meses de inactividad, en parte porque había priorizado otras actividades y en parte porque me empezaba a aburrir bastante su uso, ya que mis intereses estaban cambiando. Así que “vuelvo a casa después de las vacaciones” y me encuentro con que se han secado un montón de plantitas…