No ayudes a 5 millones

Demasiado tenemos ya intentando mantenernos a flote. La crisis nos ha tocado a todos, de una forma u otra, más o menos de lleno. Al que no le ha robado el pan, le ha robado la estabilidad, los sueños, las aspiraciones… Miles de proyectos parados, olvidados… vidas que se detienen, se ralentizan o definitivamente se rompen.

Y somos inevitablemente empáticos y nuestro estómago nos lo demuestra con acongojantes tirones cuando leemos estadísticas e historias dramáticas de desahucios, de quiebras personales… Pero al final, estamos en este contexto social que nos ha tocado y respiramos profundamente antes de continuar con lo que estábamos haciendo, con lo que “debemos hacer” y con la conciencia intranquila por entender la diferencia entre eso y lo que “deberíamos hacer”. Hasta que quizás mañana, seamos los próximos en quedarse parados y ya no haya nada que hacer, excepto buscar ayuda en otros.

No podemos ayudar a 5 millones. Pero quizás a uno. Quizás a cualquiera, aunque no sea la persona cercana a la que nos gustaría ayudar… A uno que pasaba por aquí. Con un mail, un what’sapp… un post-it, por si surge la oportunidad.

No podemos ayudar a 5 millones. Y eso nos corroe (o debería). Ayer fue el aniversario del #15M y no estuve sentada en ninguna plaza. Estaba trabajando. Pero hoy he leído un caso más. Otro alguien que no conozco de nada, que por lo visto está mejor que otros porque hoy todavía tiene casa… hoy sí, todavía. Pero es él, es su post, es su hija de seis meses y es mi pantalla.

No voy a hacer nada del otro mundo. No voy a dejar de hacer lo que estoy haciendo para ir a echarle una mano. No voy

a ofrecerle mi casa, ni mi dinero, porque mi instinto me dice que “guarde para mi y para los míos”… Voy a apuntar su nombre en un post-it. Sólo eso. Y lo tendré enfrente cada vez que escriba un mail, hable por teléfono, twittee o lo que sea y si surge la oportunidad, INTENTARÉ.

Intentar. Sin compromiso.

“Oye, pues ahora que lo mencionas, he visto esta mañana el post de un tipo venezolano que está en Barcelona, 3 titulaciones de ingenieria superior, dos master, un doctorado y una cría de 6 meses. He visto que ha trabajado para REPSOL y la UAB. Te paso el enlace a su LinkedIn, ¿por qué no le echas un vistazo? A lo mejor puedes hacerle la consulta, a lo mejor te puede ayudar con eso, a lo mejor te lo hace a buen precio, a lo mejor te sirve para ayudarme a ayudar… a uno, a cualquiera… “

 

Llévatelo

  • Twitter
  • Facebook
  • Google Plus
  • Pinterest
  • Tumblr
  • LinkedIn
  • Delicious
  • StumbleUpon
  • Netvibes
  • Add to favorites
  • Email
  • RSS

10 thoughts on “No ayudes a 5 millones

  1. Hola Sonia ciertamente debo agradecerte con el corazón esta gran entrada que has hecho, como bien dices no nos conocemos pero desde ya puedes tener seguro que en mi tienes un gran amigo para lo que haga falta.

    Las redes sociales se han convertido en mi arma, y espero que entre todos los que comparten hacer circular mi CV seguro que tendré una mejor suerte.

    Hilda mi hija, Alexandra mi esposa y este humilde servidor te estaremos siempre agradecidos!

    Saludos y si eres de BCN espero desvirtualizarte en cuanto pueda, ya que ese corazón que llevas dentro es digno de mi gratuitud!

  2. ¡Genial Sonia!
    He entrado por casualidad y, con tu permiso, me voy a quedar un rato. Porque tu post me ha inspirado (lo he tuiteado para que corra la voz, como la pólvora) y porque dice mucho de ti.
    Seguro que aprendo muchas cosas… Y ese mensajito para dejar un mensaje de voz me está llamandoooo ;-)
    Un saludo y muchas buenas vibra, como las que tú repartes en este post.

    • Bienvenida! :)
      ¿Tú eres una de esas personas super positivas, no? jeje
      Lo único que dice de mi ese post, es que no estoy dispuesta a hacer gran cosa por nadie y que he buscado una forma cómoda de acallar mi conciencia ante la desesperante situación de una persona, o mejor dicho, de 5 millones y medio de ellas.
      En realidad, eso es lo que este post dice de mi.

      Pero en cualquier caso, gracias por ayudarme a ayudar. Tú que andas metida en el negocio digital a través de los social media, ya sabes, si te surge algo, el link del perfil de Gustavo en LinkedIn está en el post
      ;-)

  3. Entiendo perfectamente la situación de Alejandra y Gustavo y la verdad que ese pedazo de currículum,una vida dedicada a estudiar y acabar en esta situación,es lamentable.
    Estoy segura que cuando menos lo esperen,recibirá una llamada,un email o un comentario dando buenas noticias y una gran noticia llegara a esta familia.
    Se que es un tópico,pero hay que tener paciencia y seguir mas Unidos y tratar que la desesperación no les afecte.
    Yo he pasado por eso,soy joven y madre de 3 niñas y he tenido que hacer cosas que jamás pensaría hacer,como el estar en la cola de una iglesia,con el carro de la compra para recoger comida para alimentar a mi familia,es mas yo soy española casada con argentino y esta en el grupo de sudamericanos de la iglesia.
    Así estuvimos un año,hasta que al final el encontró trabajo..yo cobro la ayuda familiar y aun así vamos tirando.
    Por eso digo que paciencia que no desesperen,que estén muy Unidos y estoy segura que Gustavo va a conseguir un trabajo y poco a poco volverá todo a normalizarse todo,la peque Hilda es la razón de lucha y por cada sonrisa que esta pequeña les regala día a día es toda la fuerza que les esta transmitiendo.
    Doy fe que en breve voy a leer en mi muro de Facebook que Gustavo a encontrado trabajo.
    Así que mucha fuerza Alejandra y Gustavo!
    Sandra.

    • Supongo que el apoyo les sentará bien. Y conocer tu experiencia posiblemente les de ánimos. Como yo no tengo nada de eso que aportarles y lo que pueda decir no les pagará el alquiler… sigo con mi post-it encima de la mesa.

  4. Hola Sonia quería comentarte que el próximo 27 de agosto comienzo en una empresa, y que al parecer tienen muchas ganas de mantenerme activo en sus proyectos.

    Muchas gracias por tu apoyo sin conocernos te recuerdo que en mi tienes un gran amigo, aquí en Barcelona a la orden para lo que sea.

    Un abrazo y dos besos!

Responder a Paula Siguero Cancelar respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>