Museos y anacondas twiteras

No es un secreto que siento debilidad por el Museo del Libro Fadrique de Basilea y por su testarudo director @RodrigoBurgos_, que se empeña en crear un museo accesible y social con la descabellada idea (en círculos museísticos) de no limitarse al reclamo del “ven, paga, mira y vete”, sino a “transportar” el museo y hacer comprensible el valor y la belleza de sus tesoros, hasta los perfiles de todo aquel que quiera contactar con él y su equipazo.

No conforme con eso, no limita la conversación a una intelectualoide pesadez sobre libros (de papel… y super viejos…), es una conversación sobre la experiencia de conocer, reconocer y disfrutar, que él crea y recicla continuamente para que la vivamos desde cualquier plataforma, tantas veces como queramos y de formas totalmente distintas, hasta que inevitablemente, la historia de los personajes de sus libros, su contexto histórico y la personalidad de sus autores, te atrapan. Y si no lo consiguen ni los libros, ni sus personajes, ni sus contextos, lo consigue el equipo del museo, con la relación amistosa que de corazón ofrecen a sus seguidores, sean o no visitantes.

Pero cuidado porque Rodrigo y su equipo, tienen más peligro que un mono con dos pistolas. ¿Que tienes niños?, te montarán un taller familiar; ¿que a ti lo del papel no te va mucho y prefieres el iPad? ellos también; ¿que tú esto de internet lo usas para trabajar y no para divertirte? lo saben y apuestan por ti, ¿que no tienes presupuesto para irte de museos? qué te juegas a que en menos de un mes sacan una actividad gratuita ¿que no estás en Burgos ni siquiera en España? ¿es que todavía no has entendido que no hay NADA que les detenga?!!.

Anoche, sin ir más lejos, estuve visitando la exposición sobre Mujeres de Libro en la sucursal del Museo en Pinterest… (pues sí, habéis leído bien), y de allí mismo he robado la imagen destacada de este post, que para eso nos las cuelgan. Para que nos gusten y las compartamos… (gracias Rodrigo ;) )

Y ya que hablamos de museos, otra que está como un cencerro es Soledad (@mediamusea), que pretende que los museos, como contenedores y responsables de nuestro patrimonio cultural, empiecen a hablar el mismo idioma que nosotros y utilicen las mismas tecnologías. Es por su culpa también que empecé a interesarme por el mundo del social media en las instituciones culturales y por indagar más sobre algunas herramientas.

Volviendo al Museo del Libro, lo considero una excepción, ya que por lo general, la de un museo y una red social, es una relación de amor que parece que va cuajando con desesperante lentitud. (Hace algún tiempo que tontean y él ya le ha pedido para salir, pero de momento no pasan de hacer manitas de vez en cuando porque va de duro y en realidad, no se conocen bien)…

#tweetaconda

La serpiente digital más larga del mundo

En España estamos lejos de casos como el del Denver Museum of Nature & Science que ni corto ni perezoso, ha contratado a la agencia Carmichael Lynch, para crear una acción en twitter para su próxima exposición de lagartos y serpientes.

Bajo el hashtag #tweetaconda y con el soporte de la web que han creado para el evento, tweetaconda.com emplazan a los usuarios a crear, a golpe de tweet, la anaconda más larga del mundo.

Al verlo, no he podido evitar las ganas (y el miedo) de compartir la noticia con Rodrigo… imaginaos por un segundo, qué pasaría si a a algún follower irresponsable, se le ocurre decirle que no le interesa su museo porque no hay cosas vivas… (glups!)

 

Llévatelo

  • Twitter
  • Facebook
  • Google Plus
  • Pinterest
  • Tumblr
  • LinkedIn
  • Delicious
  • StumbleUpon
  • Netvibes
  • Add to favorites
  • Email
  • RSS

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>