Los memes, el marketing y Angelina Jolie

Mientras la mayoría dedicaba su tiempo a hablar de los modelos que lucían las actrices en la alfombra roja durante la última entrega de los Óscar, las redes sociales fueron a su bola (como siempre) y crearon un nuevo meme. Pero ¿por qué nos interesan los memes?

Angelina Jolie'ing

Angelina Jolie'ing

Miles de personas se manifiestan por una pierna: “show off your right leg to the world” (a favor? en contra? simplemente porque sí?). Angelina Jolie, se pasea por Hollywood con un diseño de Atelier Versace y mientras los medios la critican abiertamente por deslucir el traje con su extrema delgadez y otros la describen como la reina indiscutible del evento y bla bla, desde twitter y soportada por tumblr, esa pierna derecha de Angelita toma protagonismo y causa sensación con más de 44.500 followers.

Un meme es por definición, una acción masiva, viral, participativa, creativa y ya nadie puede negar que forma parte de la cultura popular digital (cibercultura). Está estrechamente relacionada con ese sentido del humor tan peculiar del que la red hace gala y con el que no queda nada claro si se trata de una cruel burla directa, de un mensaje de apoyo, o de una manifestación social en contra del pudor y los convencionalismos, aprovechando lo primero que se pone a tiro.

El comportamiento de los usuarios, es a menudo criticado por algunos puristas (o puretas, como queráis llamarlos) que ven en estas manifestaciones una pérdida de tiempo y de recursos, además de un foco de contaminación temática en sus time lines y una prueba de la inutilidad de las redes. Mientras los científicos estudian seriamente el “meme” como unidad teórica de información cultural transmisible de un individuo a otro, en la www, aprendemos a jugar y experimentar con nuestros propios sucedáneos. El caso es que ese comportamiento viral y espontáneo que deja patente el poder colaborativo de la masa, es la miel en los labios del marketing, que ansía descubrir la fórmula del detonante de la viralidad para sus campañas.

Los virales no se planean, simplemente ocurren.

Hay memes para todos los gustos y a mi me ha gustado uno que nos llega desde Australia. Fat Mum Slim, nos propone mensualmente una serie de ideas para Instagram que me gustan mucho. Quizás este mes me apunte al #marchphotoaday

 

Algo que me llama la atención, es que en algunas publicaciones sobre marketing, se denomina “meme” a las campañas de gran propagación. Aunque efectivamente se trate de “campañas virales” técnicamente, el meme no surge hasta que el usuario interviene de forma proactiva, convirtiéndose en emisor del mensaje o incluso en el protagonista. Los Tube Trends están repletos de ejemplos y en su mayoría, se trata de parodias de campañas que no sé hasta qué punto benefician la imagen de marca. Los programas televisivos por su parte, lanzan propuestas de memes continuamente y las marcas, conocen el valor de la imagen casera de un usuario mostrando su producto…

Aún así, los casos de éxito existen y como muestra de respuesta positiva por parte del usuario traducida en meme, os dejo el caso de Tempur (y enlace al spot original, básico donde los haya) sobre sus colchones.

 

 

Como solemos decir en La diferencia creativa:

Lo que importa ya no es el mensaje, sino aportar una experiencia

Llévatelo

  • Twitter
  • Facebook
  • Google Plus
  • Pinterest
  • Tumblr
  • LinkedIn
  • Delicious
  • StumbleUpon
  • Netvibes
  • Add to favorites
  • Email
  • RSS

3 thoughts on “Los memes, el marketing y Angelina Jolie

  1. ¡Hola Sonia!

    Buen artículo y sí que creo que los virales se pueden planear (aunque se dan muy pocos casos, como el que mencionas de los colchones).
    Para que una noticia o vídeo sea viral tiene que ser original, inesperado y que cuente al principio con una comunidad participativa que le de ese pequeño empujón para ser viral. Para más información, comparto contigo un vídeo de Kevin Allocca en TED sobre los vídeos virales:
    http://www.ted.com/talks/lang/es/kevin_allocca_why_videos_go_viral.html

    ¡Saludos!

    • Pues me pones un gran ejemplo Manuel, precisamente, un viral se produce dentro de una comunidad y como dice Kevin Allocca, el detonante son los creadores de tendencias. No habla de empresas. Por lo tanto, no intentemos encargar un viral a una de ellas. ¿No? ;)
      Gracias por pasarte ¿qué tal va el blog? Viento en popa, a que sí?

      • ¡Hola Sonia!

        No, yo tampoco encargaría un viral a las empresas ;), ya que las probabilidades de éxito son muy reducidas. Lo único que quería decirte es que, en mi opinión, sí que podrían haber algunos casos de éxito de forma planeada (aunque sean sólo, por ejemplo, un 1% de todos los intentos realizados por las empresas).

        El blog va bien y espero que os siga aportando por mucho tiempo muchas cosas interesantes ;). ¡Gracias por preguntar!

        ¡Hablamos!

        ¡Besos!

Responder a soniadiez Cancelar respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>