La web no es tu perfil

Al final de un post en el que hablaba sobre los conflictos de la 3.0, sugerí que deberíamos mirar lo que ocurre más allá de nuestros perfiles.

Y es que parece, por lo que leo al respecto de la ley SOPA y el blackout propuesto por Google, Wikipedia y demás, que no pasa nada por quedarnos un día sin conectarnos a “las redes sociales”, como si facebook y twitter fueran toda la 2.0. #FAIL.

Tampoco veo que se le dé demasiada importancia al hecho de contar con un ministro de cultura que no parece tener ningún conocimiento sobre el uso de las nuevas tecnologías, que vaya más allá de la ley anti-piratería. Al fin y al cabo, este país ya ha demostrado ser altamente resistente a la falta de preparación de su clase política, así que no hace falta exagerar. También pasamos por las manos de una ministra de salud, sin ningún tipo de formación al respecto, que usaba pulseras power balance y no es que eso nos colocara en el punto de mira de un conflicto internacional o algo así… y un pepino que no!

Quizás, la mayoría no encuentre otro uso en la red que vaya más allá del correo electrónico y twitter, (cosa que me parece genial), pero eso no quita que haya todo un mundo ahí fuera… Quería poneros un ejemplo de aquello que ocurre, uno de tantos que me hacen creer que estamos cambiando y mejorando las cosas. Cosas, tan importantes como la educación.

Cada niño es un mundo y lo sabemos, pero los obligamos a todos a aprender de la misma manera. “Mi niño es super listo, tendrías que ver las cosas que hace! pero no hay manera de que apruebe matemáticas!”. Sólo aquellos que casualmente estén más preparados para asimilar contenidos estandarizados de una fuente de información unidireccional, sobrevivirán a la fase académica. Todas las demás facultades, por increíbles y maravillosas que sean, los abocarán a la mediocridad o al fracaso escolar. Queriendo todos la mejor educación para nuestros hijos y sabiendo que ésta no suele encontrarse en las escuelas públicas de nuestro país, sólo unos cuantos podrán optar a la oportunidad de estudiar en el extranjero.

Hasta ahora.

Y es que la web está cambiando todo eso con proyectos educativos como el eTwinning, por ejemplo. Un sistema colaborativo basado en la teoría del constructivismo situado, donde el alumno es el protagonista.

Aulas sin muros, donde nuestros hijos pueden aprender (y enseñar) a profesores de al menos dos nacionalidades distintas, con especialidades curriculares diferentes, y a sus compañeros, dentro de un marco de trabajo especialmente diseñado para aprovechar sus capacidades. Utilizando los conocimientos del alumno en herramientas como Google, skype, blogs, wikis… alumnos que aportan a los diferentes proyectos sus capacidades individuales como creadores de contenidos, diseñadores, comunicadores…

Si tu hijo “no sirve para estudiar” ¿cómo es que no para de aprender? Porque aprende sólo lo que a él le interesa ¿no?. Pues claro. De eso mismo se trata. ¿Y si pudieras proporcionarle este tipo de educación sin tener que hipotecar tu casa? ¿Y si te digo que eso que estaba más cerca de lo que creías, corre peligro si no tenemos cuidado con las leyes para el control del medio donde debe desarrollarse?

Como te decía, la web 2.0 no sólo es tu perfil en facebook y deberíamos estar más pendientes de lo que ocurre más allá de nuestros “teeles”.

 

Llévatelo

  • Twitter
  • Facebook
  • Google Plus
  • Pinterest
  • Tumblr
  • LinkedIn
  • Delicious
  • StumbleUpon
  • Netvibes
  • Add to favorites
  • Email
  • RSS

4 thoughts on “La web no es tu perfil

    • Pero no me dejes así!! si lo mejor es saber aquello en lo que no estás de acuerdo! jaja. Bueno, esperaremos a que tengas tiempo y ganas de contármelo… ;)

      • “Sólo aquellos que casualmente estén más preparados para asimilar contenidos estandarizados de una fuente de información unidireccional, sobrevivirán a la fase académica” me parece un poco exagerado, creo que una base común es imprescindible. El resto, el desarrollo personal de cada uno con sus características personales me parece genial, pero creo q una base común debemos tener…. El resto, la puritita verdad… nuestro sistema es una kk, la idea fue buena pero los experimentos con gaseosa… y lo peor, es q no se pone remedio… menudo rollo te he cascado, no???

        • Ey, de rollo nada! Siempre GRACIAS! (Seguro que tienes cosas más importantes que hacer que hablar de esto conmigo)

          El caso es que estos sistemas no tienen por qué modificar necesariamente lo que tú bien denominas “base común” de contenidos culturales. Lo que modifica es la forma en la que esa base se imparte y se aprende.

          Hay niños que absorben como una esponja todo lo que oyen en clase sin tocar un libro. Sacan muy buenas notas hasta que al llegar al instituto les hacen estudiar sobre apuntes u otros textos. Y ahí, zas. ¿Y si la base común fuera impartida de forma que esos niños pudieran seguir aprovechando su memoria o comprensión auditiva? :)

Responder a soniadiez Cancelar respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>