La despedida de Marcelino Madrigal

Hará una semana que publicó la noticia, pero yo me he enterado hoy. Madrigal (@mmadrigal), que ostenta el título de ser el hombre que más noches en blanco me ha hecho pasar (ni novios ni nada… ese mérito es suyo), “lo deja”. Y lo pongo entre comillas porque personalmente, creo que seguirá con su lucha contra la pederastia de algún otro modo que no sea haciendo públicas sus denuncias contra delincuentes, las empresas que los cobijan y los intereses económicos que se esconden detrás de lo que sólo parece un acto aberrante y anti-natura.

Porque la pederastia y la pedofilia no son sólo desviaciones de la conducta puestas de manifiesto en las redes sociales, son un negocio.

Atacar lo que había en las redes no ha sido su único empeño. Nos ha mostrado el volumen real del problema, nos ha educado de algún modo, en el uso seguro y racional que los menores deben hacer de las redes; nos ha ayudado a examinar de cerca y a entender esas leyes, obsoletas unas y absurdas otras, que no funcionan; nos ha presentado los comportamientos peligrosos que proliferan por la red y nos ha hecho entendibles conceptos como Cyberbulling o Grooming (ciber-acoso), los “descuideros”, las Lolitas, la aplología de la anorexia, los filtros…

Al leerlo, como decía,  llegas a tomar una borrosa conciencia de la inmensidad del problema, pero después de hablar con él largo y tendido, llegas también a tomar conciencia de la carga que su lucha ha supuesto para él en el plano personal, familiar, profesional… Marce ha pagado un precio muy alto durante mucho tiempo. Pero como él dice, no es un llorón, así que esa parte de la historia y sus detalles, no llegaréis a conocerla del todo.

La educación que él me dio (y que está disponible para todos a través de sus posts y sus vídeos) mantiene a los niños de mi familia a salvo. Y eso, que se escribe en estas pocas palabras aunque valga tantísimo, se lo debemos a él y sólo a él. Así que nadie piense que todo ese trabajo de Marcelino fue en vano, porque estoy segura de que hay muchos padres que le deben lo mismo.

Siempre nos ha advertido que este no era su problema, que hacía lo que su conciencia le obligaba a hacer, que sería más feliz mirando hacia otro lado… y es cierto que podría haberse ahorrado algún que otro disgusto con algo más de ¿cómo lo diría?… ¿don de gentes?, ¿diplomacia?… no lo sé, el caso es que Madrigal es un tío muy duro que te expone LOS HECHOS (y por favor, no olvidemos eso), sin paños calientes. Siempre que recomiendo a otros seguir su trabajo, les aviso de que quizás no parezca el tío más tierno de la red, (de hecho también yo me he llevado alguna colleja) pero, aunque no presente el problema con la fórmula asertiva, marketiniana y publicitaria con la que muchas asociaciones llevan a cabo sus inútiles “proyectos” y ganan miles de asociados, seguidores y Euros, lo que NO SE PUEDE NEGAR es que Madrigal presenta HECHOS. Que puedes comprobar tú, y que podemos ver todos.

En realidad y por lo que he podido tratar con él, me parece un hombre muy inteligente y con un sentido del humor estupendo… pero imagino que cuando pretendes que la gente reaccione ante un tema como este y ves que no lo hace… la pomada la dejas a un lado. Pensadlo.

Y es por esto por lo que me sumo a esos comentarios que otros han dejado en su post de “despedida” (sí, de nuevo las comillas). Pero queriendo añadir un Gracias y sobre todo, un ME ALEGRO MUCHO POR TI.

@mmadrigal

Y es la verdad. Me alegro. Mientras leía el post pensaba lo mismo que el resto, supongo, que era una lástima perder a semejante elemento en esta pelea (y es que lo es, y muy grande), y automáticamente he pensado en algo que no he visto en los comentarios… más de uno en algún despacho oficial y/o corporativo, estará soltando un gran suspiro de alivio… Pero llegando al punto final de su post, se me ha escapado una sonrisa. Y lo he imaginado disfrutando por fin, de la cara amable de internet, y teniendo más tiempo para sus juegos de consola, (Marcelino es un gammer pro) y para irse a la playa con su hija y para dejar de ver por fin, esas imágenes que los estómagos de los demás, no soportan ver (e incluyo a mi aparato digestivo y nervioso por entero). Espero que por fin tendrá tiempo para estar en PAZ. Porque lo merece, porque pocos han hecho tanto como él y menos, han invertido tanto.

Ha hecho más de lo podía, e infinitamente más de lo que le convenía. Y estoy de acuerdo con él cuando dice:

Uno puede enfrentarse a multinacionales, a pederastas, a políticos y muchas cosas, pero a ustedes no.

Al “irse”, pasa el testigo al resto, lo queramos o no. Y lo que resulte de toda esa tarea en la que él se ha involucrado de forma activa durante estos años, a partir de ahora, depende de los demás. De todos nosotros. Porque ya hace mucho que no podemos ni debemos esperar más de él. Tampoco espero de nadie que sea capaz de hacer lo que ha hecho este hombre, pero todos podemos hacer algo.

Ya no seguirá tirando del carro. Comillas, comillas… A nuestras conciencias se les acabó el chollo.

Llévatelo

  • Twitter
  • Facebook
  • Google Plus
  • Pinterest
  • Tumblr
  • LinkedIn
  • Delicious
  • StumbleUpon
  • Netvibes
  • Add to favorites
  • Email
  • RSS

3 thoughts on “La despedida de Marcelino Madrigal

  1. Muchas gracias Sonia. Ya sabes, tú mejor que nadie que hice de todo para evitar esto. Bien, mal y regular. Se que se me va hacer duro porque se demasiado sobre como son las cosas, pero como tú dices, gano otras cosas.
    Un beso

    • Y espero que ahora sí, puedas disfrutarlas. Entiendo que me digas que se te va a hacer duro, pero has hecho todo lo que podías. Durante años.
      Como ves, no acabo de creerme que “te retires” del todo. Si siguieras, sólo espero que te permitas hacerlo de forma más “sana” o “fácil” para ti. MIL GRACIAS por todas las noches que te has pasado en primera línea, por todo el esfuerzo, las lecciones, las tragaderas y los coj… ya sabes.
      En casa también se alegrarán cuando les cuente la noticia… por mucho que perdamos.
      Beso de vuelta ;)

    • Muchas gracias, de veras. Demasiado has hecho, y desde luego puedes decir “aquí lo dejo” con la barbilla bien alta. Porque poca gente en el mundo puede hacer lo que has hecho. Una pena porque lo dejas, pero un alivio por que lo dejas. Que te lo has ganado y mereces poder disfrutar de la red y la tecnología más que todos nosotros juntos.

      ¡Un abrazo y gracias!

Responder a mmadrigal Cancelar respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>