Depresión Facebook

Seguro que todo el que pase por aquí sabe que retuiteo casi a diario los contenidos de uno de los blogs de Territorio Creativo, una agencia consultora de SMM. Tengo la sensación de que allí trabajan tropecientos mil y todos geniales, porque cada día leo algo que me gusta, escrito por alguien diferente.

No sé cómo, y me da igual, algunos acaban agregados a mi TL o incluso a Instagram. El caso es que acabo siguiéndoles más allá de ese blog, por lo que yo diría que la estrategia planteada por TC funciona realmente bien. Si su potencial humano me parece tan estupendo ¿qué imagen tendré de esa empresa?… Pues eso.

Eva Represa (BritishLover), Jorge Molinera… y así hasta llegar a Octavio Terol que hace unos días publicó una recopilación sobre webs ideales para bandas de la escena underground en la 2.0. que mandé directamente a mi Evernote.

Con Elsa Bonafonte, lo mismo. Otro encanto de chica que ahora veo por mi Instagram… Elsa y en concreto esto que publicó, me van a ayudar sin ella saberlo, (espero que no le moleste), a armar este post. El suyo es un post muy bueno, que trata un tema que me interesa en especial porque lo veo como una traba a la hora de permitir la difusión de modelos educativos basados en los SM. La percepción que tenemos sobre las adicciones y la dependencia a los medios, así como la facilidad con la que etiquetamos y sentenciamos ciertas cuestiones y que nos impiden avanzar en otras, (como siempre ha pasado con el miedo, nada nuevo).

En este post Elsa nos habla de los peligros que suponen las redes sociales para el plano personal y emocional de los adolescentes. Si soy fan del blog es porque los que escriben allí hacen sus deberes y Elsa linkea los correspondientes estudios y artículos en los que basa las cuestiones que nos propone a sus lectores.

¿Estamos atrapados en las redes sociales?, ¿Nos hacen sentir más sociales… o más solos?, ¿nos acercan o nos alejan de nuestros contactos “de la vida real”?, ¿nos dan una confianza “extra” que no tenemos en el “cara a cara”?

Elsa también comparte algunas de sus conclusiones:

No existe la “primera impresión” que sí existe en las relaciones, llamémoslas, “reales”. Lo que nos permite hacer amistades mucho más fácilmente sin sentir esa posible“alerta/amenaza” que sí vivimos en el cara a cara.

Sin intención de contradecir a Elsa, yo creo que la primera impresión en las Redes existe y es brutal. Un diseñador web, podría confirmar que tiene unos 2,3 segundos de media (no estoy muy segura) para captar la atención del usuario antes de que éste decida si abandonar o no la página. Aterrizas en un sólo post de un blog que no te “encaja” y te vas ignorando tranquilamente que allí hay 500 temas más. Y 140 caracteres o una imagen en facebook, pueden hacer que pases de un perfil o te sientas totalmente seducido por él. Y para los jóvenes es lo mismo. No tan sólo existe esa primera impresión, es que además estamos en constante evaluación, mientras que en un encuentro cara a cara, la posibilidad de aportar otros factores que puedan puntuar en positivo, aumenta considerablemente. A ella le diría sin ir más lejos, que la primera impresión que me dio fue muy buena :)

Los adolescentes no entienden el concepto “alerta/amenaza” ni en sus relaciones “reales” ni en las virtuales, pero los adultos sí. Y veo cada vez más pautas de seguridad integradas tanto a nivel de protección del software como de la propia identidad en las redes y una preocupación creciente sobre la privacidad y el control de los propios datos a nivel de usuario, que espero, sepamos transmitir a los chicos, como parte de su EDUCACIÓN.

Sin duda, son los jóvenes los que más se están perdiendo esa comunicación cara a cara.

Eso tampoco es nuevo ni lo han generado las redes. Nuestros mayores salían a jugar a la calle y socializaban desde pequeños. Círculos en la escuela, círculos de vecinos, de chicos de otros barrios (sí, en ocasiones veo círculos ;) )… Ahora la libertad de estos chicos, se encuentra totalmente limitada por horarios de estudios y por la falta de seguridad ciudadana que los retiene en casa al amparo de padres y canguros hasta edades muy avanzadas. Su mundo se limita a los momentos de encuentro (que no son todas las horas del día) con compañeros impuestos y heredados de un año a otro, dentro de una programación de actividades pre-establecida. Un clan pueril y demasiado reducido, que coarta su potencial de comunicación e interactuación. Internet se lo devuelve.

El estudio  llevado a cabo por el “Internacional Center for Media & the Public Affairs” de la Universidad de Maryland “24 horas sin medios sociales”, refleja que la mayoría de estudiantes a los que se les pedía que estuvieran desconectados 24 horas eran incapaces de hacerlo.

-Los estudiantes utilizan el término “adicción” para nombrar su dependencia a los medios sociales.
-Los estudiantes odian “estar” sin medios sociales. En su mundo, “ir” sin los medios sociales es como estar sin su familia y sus amigos.
– Los jóvenes no hacen distinción entre las noticias (periódicos) y lo que les cuentan sus amigos. De hecho, dan más credibilidad a lo que les dicen sus amigos que a lo que leen en un periódico.
– Los estudiantes entre 18 y 24 años consideran las redes sociales la única forma de estar en contacto entre ellos.

Eso hace que Elsa se preocupe y nos plantee a sus lectores más cuestiones a cerca de la dependencia de los jóvenes a  los SM.

Aunque yo añadiría lo siguiente:

– Los estudiantes utilizan los términos “siempre” y “nunca” para espacios de tiempo realmente limitados. Así como el “todo” y “nada” hacen referencia a un sistema cuantitativo muy peculiar.

– Los estudiantes son capaces de “morirse” si no consiguen lo que quieren. “Nadie” les comprende, “todo el mundo” les da órdenes…

– Los estudiantes encuentran al “amor de su vida” unas 2 veces al año. (“Nunca” se habían sentido así por nadie y saben que “siempre” van a estar enamorados de la otra persona y harán “todo” lo que sea por ella y “nada” podrá separarlos)… Qué pronto olvidamos que adolescencia es sinónimo de “exceso” :)

¿Acaso estos estudios no se refieren a los mismos chavales para los que hace 20 años la música era una droga y desesperaban a los adultos llevando los auriculares puestos a todas horas? (También había estudios sobre eso y se suponía que nos estábamos convirtiendo en autistas antisociales)

A estos ejemplos, añadiré que fue precisamente un estudiante el que creó la mayor red social del planeta y conectó a medio mundo, o que con sólo 17 años, Andrey Ternovskiy creó ChatRoulette… ¿no estaremos subestimando la capacidad de los chavales?.

Sobre la distinción que hacen de las noticias… ¿Podemos realmente cuestionar ese comportamiento habiendo creado una web basada en las recomendaciones y teniendo auténticos problemas para establecer sistemas de curación de contenidos? Precisamente ahora que mantenemos una crítica constante a la fiabilidad de los medios de comunicación tradicionales que nos parecen más politizados y más cuestionables que nunca, no me parece que sea el momento adecuado.

La confianza, la tolerancia, el apoyo y la implicación tanto social como comunitaria, crecen de forma exponencial gracias a la hiperconectividad. Y no voy a mencionar lo que ha representado el 15M para los jóvenes, que parecían no tener ningún interés en la participación ciudadana, o de cómo les hemos dado una herramienta para activar un excedente cognitivo y creativo que permaneció aletargado en generaciones pasadas.

Elsa reacciona con coherencia ante unos datos y utiliza la lógica y ciertas experiencias de su entorno para llegar a unas conclusiones que comparte de forma pública y nos enriquecen. Intentando seguir su ejemplo, os dejo un enlace a unos datos del Pew Research Center’s Internet & American Life Project para que hagamos lo mismo que ella. Seleccionar la información, cotejarla, añadir nuestras experiencias y conocimientos y posteriormente, utilizar el sentido común para llegar a nuestras propias conclusiones.

Por otro lado, tal y como vemos en un informe publicado por la Academia Americana de Pediatría (AAP) en la revista Pediatrics los expertos recomiendan que se incluyan datos relativos al uso de las redes sociales en el cuestionario médico. De esta forma, sería posible diagnosticar, y prevenir, una posible depresión infantil. Hasta ahí todo bien porque si una de las preguntas de cualquier psicólogo a la hora de crear un historial se refiere a las relaciones con otros niños-adolescentes en la escuela, familia, etc… lo lógico es que empecemos a incluir las mantenidas en las redes.

Pero al hablar de la “Depresión Facebook” y nombrarla como una patología tecnológica, se columpian. ¿Por qué? Porque no debemos olvidar, digan lo que digan los expertos en psicología (y sobre todo cuando no cuentan con la opinión de los expertos en SM), que las redes actúan como “amplificador” (tanto de lo positivo como de lo negativo). En realidad no tienen capacidad para generar comportamientos por sí solas, aunque inciden en problemas existentes. Criar niños con carencias afectivas, inseguros y con baja autoestima, los convertirá en adolescentes propensos a la depresión facebook, la depresión instituto, la depresión campamento de verano y posteriormente la depresión universitaria y de empleo y sueldo. Las carencias emocionales, son lo que empuja a las adicciones y esas carencias, no las causa Internet, las causa el entorno más cercano al niño y al adolescente. La EDUCACIÓN de nuestros hijos, es la raíz del problema y a la vez, la única solución. Para ponernos manos a la obra, encontrar información, consejo, ayuda, ejemplos y referentes… contamos con una gran herramienta: INTERNET.

Llévatelo

  • Twitter
  • Facebook
  • Google Plus
  • Pinterest
  • Tumblr
  • LinkedIn
  • Delicious
  • StumbleUpon
  • Netvibes
  • Add to favorites
  • Email
  • RSS

10 thoughts on “Depresión Facebook

  1. En nombre de Tc, nos sentimos orgullosos de tener fans como tú Sonia. Cosas como esta nos hace que todos los días queramos compartir parte de nuestro conocimiento, siempre con la humildad que caracteriza al equipo. Un placer leer tu post, nos gusta compartir, aprender y avanzar en Social Media Marketing. Un abrazo.

  2. Pedazo post la leche… creo que fui de las únicas de mi generación que creció con internet, en casa fuimos de los primeros en ponerlo, de ver el nacimiento de los chats, messenger, redes sociales… y claro me veo más inmune a estas relaciones-adicciones 2.0 que los demás que les parece “alucinante” el tuenti o el fb y si no tienen cositas nuevas se mueren de envidia… en fin, creo que tenerlo tan a mano y hacerlo tan participe me ha inmunizado pero claro eso va en cada uno, supongo que ahora además de lengua y mates hay que enseñar redes y eso se EDUCACIÓN.

    • Calla, calla, que cuando me he dado cuenta de lo tocho que era, ya estaba Alberto al quite jajaja. Es que hay temas que me salen a chorro XD

      En fin, yo creo que si estás “inmunizada” no fue por el contacto temprano, sino por la educación que recibiste en cuanto a tu esfera personal. Sobre cómo evaluar y encajar una crítica o un fracaso, la percepción de tu propia imagen, el respeto a ti misma… Esa es la auténtica educación para la red. Y supongo que de algún modo, tus padres te llevaron de la mano en tus primeros pasitos, como en tantos otros aspectos. Sin meterte miedo y sin limitarte demasiado. Así has salido! ;D

  3. Peaaaazo post!! Y yo que pensaba que mis posts eran tochos. XD Pero interesante de cabo a rabo. Totalmente de acuerdo en que clave es la educación.

    • jajajaja sorrrrrry!! Gracias por leerlo, Iván, me alegro de que estemos de acuerdo ;D No se si te pasa a ti pero es que si no escribo tal cual… me lo acabo pensando demasiado y no queda tiempo para nada.

  4. Te lias, hablas de demasiados temas juntos en un mismo post perdiendote al tema clave “Depresion Facebook” y la letra es super dificil de leer 10 minutos seguidos.
    Lo siento comenzé leyendo el post interesado pero me liaba con tantos temas.
    Critica constructiva.
    Un saludo

    • No, no era para nada el tema clave. Pero creo que tienes razón ;D
      Gracias. La verdad es que no me mola nada, pero si lo haces así, pásate a criticar cuando quieras.
      Saludos!

  5. Me apunto lo del artículo de Octavio Terol, muy interesante todo pero al menos para mí lo del reportaje de Terol me ha impresionado y sorprendido. Otra plataforma interesante para los músicos es CreatuDisco.com, hace poco les envié una entrevista para nuestro webzine. Un abrazo Sonia :-)

Responder a soniadiez Cancelar respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>